‹ volver

Maratón de emociones…, traspasando el «Muro»

Publicado el 17 marzo, 2015 por

marato_barcelona_mallas_running

Un año más Barcelona se ha volcado en uno de esos acontecimientos que no todos entienden, comparten o ni siquiera conocen, pero que a los que formamos parte de ello, nos despierta emociones difícil de explicar… la maratón!! Unos cuantos que ya la hemos corrido en alguna ocasión sabemos lo que esto significa, lo que implica estar en la línea de salida, y la emoción que se vive desde dentro…pero además, son muchos los que nos acompañan en el camino y se contagian de la experiencia! La maratón es inexplicable, pero merece la pena compartir las lecciones que de ella se pueden aprender…

Lección nº 1: si ya has corrido alguna vez, y en esta ocasión no…prepárate para morirte de envidia!

Así es… ya sabes lo que es correr una maratón, las sensaciones por las que pasas, los nervios previos, la emoción de la carrera, el sufrimiento y la satisfacción post-carrera…pero sobre todo, ya has vivido el ambiente, y volver a recordar esas sensaciones te harán pensar…¿Por qué demonios no estaré yo en la línea de salida??!?!?!!!

Las semanas previas escucharás a tus amigos comentando, entre nerviosos y emocionados, el entreno que están haciendo, las sensaciones, las dudas, las ganas de que llegue el día y tú te dedicarás a darles consejos y seguramente en ese momento pensarás aliviado, «ufff, que bien, este año no tengo esa presión…», «mientras ellos hacen sus tiradas largas yo me hago largos relajantes en la piscina..o duermo la mona del día anterior!»

Entonces se acerca el día, esa semana no hay ningún otro tema de conversación. Las líneas azules del recorrido inundan las redes sociales con mensajes motivadores y llenos de ilusión! «El gran día, el gran reto!», «Por fin después de tanto sacrificio, la recompensa!». Es entonces cuando empiezas a recordar esos días previos que viviste, las ganas e ilusión y sobre todo lo que viviste después…y empieza la envidia sana…empiezas a odiar el facebook, el instagram y todo medio de comunicación que te recuerde que llega el gran día y para tí no lo será!!!

Y luego ya, estamos los que nos va un poco el masoquismo y nos acercamos a la feria del corredor a ver el ambiente…grupos de amigos que se encuentran y se dan un abrazo compartiendo la alegría de vivir ese momento, la estrategia que van a seguir, los objetivos…energía positiva por todos lados!! Música, conciertos, vídeos de otros años, charlas, marcas que vienen a mostrar sus productos (generalmente rebajados), todo el mundo volcado con la maratón!! Qué envidia la que sientes cuando recuerdas como lo viviste tú y cuando sabes lo que vivirán ellos, y te quedas con las ganas… ¿A que ya empiezas a plantearte correr el próximo año? :)

Lección nº2: nunca infravalores la distancia…

Cada vez somos más las personas que corremos, está de moda, es sano (hasta cierto punto), nos permite hacer nuevas amistades, y en algunos círculos parece que si no corres eres un bicho raro.. pero, una cosa es correr 10km, incluso 21km y otra muy diferente una maratón!

Para bien y para mal, la maratón te pone en tu sitio…y se debe correr con las piernas, pero también con la cabeza y el corazón, si algo falla, te irás de allí con una gran lección aprendida:

  1. Si no has entrenado lo suficiente no esperes que tus piernas rindan, no harás una maratón por casualidad, ni porque «quien tuvo retuvo», las piernas no están hechas para correr «por que sí» 42km, aquí la suerte no juega
  2. Si no has sufrido lo suficiente entrenando, no sabrás encajar lo que te espera en la maratón.. la maratón es una montaña rusa, donde te creerás a tope y la caída será tan brutal que solo aquellos preparados mentalmente darán el empujón que las piernas necesitan para conseguir no detenerse cuando tu cabeza solo piense en parar.
  3. Sólo si valoras lo que es conseguir recorrer esos 42,195km sin parar, tendrás la fuerza de voluntad y motivación para seguir cuando tus piernas y tu cabeza fallen, sólo si has interiorizado ese objetivo podrás dejarte llevar por el corazón.

Lección nº3: ser supporter te enganchará!

Muchos somos los que alguna vez hemos hecho de supporters de nuestros amigos y familiares en diferentes acontecimientos. Para los que es su primera vez, descubrirán que engancha…

El hecho de formar parte de un momento tan importante para una persona cercana, que ha sacrificado mucho durante los últimos meses para conseguir su reto, es motivo suficiente para querer estar ahí, apoyándole y poniendo tu granito de arena para que llegue a la meta!

Unos los siguen dando ánimos desde la barrera, otros deciden salir a correr y compartir algunos kilómetros para, de algún modo, ser las piernas que llevan al otro..pero todos, absolutamente todos, corredores y supporters, ese día comparten una misma ilusión, y viven una experiencia y unas emociones que difícilmente olvidarán.

Los nervios por lo que vamos a afrontar, «¿lo conseguiré?«… La emoción de pensar que ese día se finaliza el camino para el que tanto has trabajado, las noches o mañanas de entreno, las horas que faltaron por dormir…y si todo va bien, acabará con una medalla al cuello… La alegría de ver a tu gente animándote, la música y el resto de la gente que te acompaña y te da ánimos… Las dudas que surgen cuando empiezan a llegar los signos de cansancio… El sufrimiento cuando llegan los dolores y tus piernas se contraen pidiendo parar… Las lágrimas y sonrisas cuando estas afrontando la meta y sabes que estás a unos pasos de conseguirlo y recuerdas todo lo que has pasado… Por fin!! La satisfacción, la felicidad y la emoción de haber cruzado la meta…

Estas sensaciones que supporter y corredor comparten de alguna manera, y que crean ese vínculo, representado por un abrazo al final de la carrera, donde el corredor agradece el respaldo y el supporter el haberse merecido compartir esos momentos, esas sensaciones, son únicas y te llevarán otro año más a darlo todo por ayudar a alguien a cumplir su reto…y quien sabe si no a ser tú el que cruce la línea de meta llevándote esa medalla a casa… ;)